¡Hola!
Os voy a contar un poco sobre mí. Nací un 26 de Agosto en el año 1.986.
Mi pasión por la fotografía «Newborn» comenzó unos días después del nacimiento de mi hijo Jordi en el año 2.013. Como toda madre sabe, aquel fue el momento más feliz de mi vida y ahora mi principal razón para ir adelante y no perderme ni un segundo de la suya.
Con la decisión de dar un giro en mi vida profesional y dedicarme al 100% al mundo de la fotografía, me cargué de mucha ilusión y ganas de afrontar este cambio. No os voy a engañar, también con mucho miedo.

"El momento más feliz de mi vida y ahora
mi principal razón para seguir adelante"

Siempre me han encantado los niños y para este paso decidí formarme con grandes profesionales, con la gran suerte de que dos de ellos son de mi familia, os hablo de Alvaro Villa y Miriam Gironés.
De la misma manera he asistido a cursos de formación impartidos por la considerada nº1 mundial Kelly Brown, Victoria Peñafiel y Dani Ribas. Todos ellos son grandes fotografos y grandes personas, que no han dudado ni un segundo en enseñarme lo más preciado que tienen: Todos sus conocimientos y experiencias.

"Siempre me han encantado los niños y decidí formarme con grandes profesionales"

Con más de 4 años a las espaldas y cientos de imágenes de recién nacidos, embarazadas, partos y estilo libre en bebes y niñ@s, me siento muy orgullosa de todas las fotografías que he captado; muchas de ellas me han llegado a emocionar a mí y a los propios protagonistas.

En esto, está la grandeza del trabajo que realizo, disfrutar de vosotros, de vuestras sonrisas, de vuestra emoción y espontaneidad delante del objetivo.
Por esto y muchas cosas más, me siento una privilegiada de poder «congelar» muchos de esos sentimientos y lograr que queden guardados para siempre.

El
Estudio

Vivo en Santa Eugenia de Berga, un pueblo a 2 Km de Vic en la comarca de Osona en Barcelona.
Estoy en el “centro” de Cataluña, a menos de 1h de Barcelona, Manresa, Mataró y Gerona
. Con fácil acceso desde la C-17 y la C-25.
Tengo el estudio en mi casa, en un emplazamiento único, rodeado de montañas y los colores verdes de la naturaleza. Como podéis ver en las imágenes tengo una gran cristalera que hace a la vez de pared de mi estudio, este es uno de los puntos más destacables.

Siempre trabajo con luz natural, nunca nada de luz artificial (¡No me gusta!). La luz natural que entra por la “ventana” es energía, fuerza y naturaleza para todas mis fotografías. En la planta superior de mi casa es donde tengo el estudio, para realizar las fotografías y la sala de juego para que la visita de los peques sea más amena y divertida.

Vuestra visita quiero que para ellos sea una experiencia divertida y agradable y que en un futuro siempre quieran repetir con una sonrisa de oreja a oreja. ¡Os aseguro que os vais a sentir como en casa!